Astrología China


Inspirada en los recuerdos y vivencias de su padre en China, concreta por fin su propio viaje en 1988, Año del dragón. Desde Nueva York hasta Beijing, atravesando Europa y Oriente, Ludovica Squirru nos invita a acompañarla en su encuentro con China, pleno de magia y vitalidad, en un libro poético, entretenido y revelador.

Por que horóscopo chino en mi vida

El horóscopo chino
Necesitaba en el Cono Sur una pitonisa.
El aguijón se inserto en mi corazón
Y me poseyó una luz interior.
Encendí­ las luces que tenia apagadas
Y como grullas avivaron mi destino;
Dialogué con mis animales interiores
y los presente en la sociedad de consumo.
Agradecí­ a Buda la genial idea de la convocatoria zoológica
Y admiré la inspiración divina de los que se apersonaron.
¡Humanos somos animales!, aunque nos cueste creerlo
llenos de virtudes y defectos
para intercambiarnos
Busquemos el instinto tan estropeado
Por las Trabex que nos enchufaron,
Abramos compuertas, corramos praderas
hasta agotarnos.
Maullemos como gatos
Ladremos como perros,
Gocemos como chanchos, riñamos como gallos,
Enrosquémonos como serpientes,
Y amarroquemos como las ratas.
Seamos pacientes como el búfalo,
Inmortales como el dragón,
Originales como el mono
Caprichosos como la cabra
Desbocados como el caballo
Y audaces como el tigre
Pero que sea hoy
En tu año lunar, hace lo que se te antoje
Que no te va a fallar
El radar, ni el horóscopo.
Cuando alguien te rechace, acercate,
Recurrí­ a las artimañas de tu animal
Y no lo dudes, lo empaquetarás.
Hay tantos ingredientes para ser único
En el credo lunar:
El año de tu nacimiento, la hora que será tu ascendente,
El yin y el yang
Y tu propio elemento, que puede ser:
Fuego, madera, tierra, metal o agua
Según la creencia oriental.
Veo un cielo atí­picamente claro
En mi Buenos Aires natal;
Pronto aparecerán estrellas, una me espiará
Con ella tendré afinidad, y hasta saldré a bailar.
Con el resto del universo podré coquetear.

 

Arriba